Artículo 50. Límites de velocidad en vías urbanas y travesías

De Autoescuela.tv, la enciclopedia libre.

1. La velocidad máxima que no deberán rebasar los vehículos en vías urbanas y travesías se establece, con carácter general, en 50 kilómetros por hora, salvo para los vehículos que transporten mercancías peligrosas, que circularán como máximo a 40 kilómetros por hora.

Estos límites podrán ser rebajados en travesías especialmente peligrosas por acuerdo de la Autoridad Municipal con el titular de la vía, y en las vías urbanas, por decisión del órgano competente de la Corporación Municipal.

En las mismas condiciones podrán ser ampliados, empleando al efecto la correspondiente señalización, en las travesías y en las autopistas y autovías dentro de poblado, sin rebasar en ningún caso los límites genéricos establecidos para dichas vías fuera de poblado.

En defecto de señalización, la velocidad máxima que no deberán rebasar los vehículos en autopistas y autovías dentro de poblado será de 80 kilómetros por hora Los autobuses que transporten pasajeros de pié con autorización no podrán superar en ninguna circunstancia la velocidad máxima establecida en el número 1.2 del artículo 48 de este Reglamento para los casos contemplados en el párrafo anterior.

2. Las infracciones a las normas de este precepto tendrán la consideración de graves conforme se prevé en el artículo 65.4 c) salvo que tengan la consideración de muy graves, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 65.5 e), ambos del Texto Articulado.

Personal tools